miércoles, 20 de abril de 2011

Grupo Zeta gana sentencia definitiva contra las revistas Contralinea y Fortuna

  • Las revistas dirigidas por Miguel Badillo manejaron información falsa, ilícita y dolosa contra Grupo Zeta.
  • Se rehúsa Miguel Badillo a acatar el fallo judicial de publicar la sentencia en Contralínea y Fortuna.
  • Al incumplir la condena impuesta por el juez el proceso legal continúa por oficio hasta su cabal cumplimiento.
  • Badillo y Ana Lilia Pérez falsearon información para dañar la reputación de personas e instituciones.
  • No pudieron presentar prueba alguna de la veracidad de sus notas ya que inventaron la información en sus reportajes para difamar.

Bajo el principio de transparencia y honestidad que siempre ha caracterizado a Grupo Zeta y de defender la reputación ganada durante más de setenta años en el sector energético nacional e internacional es un deber de nuestra administración con clientes, trabajadores, autoridades y amigos dar a conocer la sentencia definitiva que ganamos contra las revistas Contralínea y Fortuna y los periodistas Miguel Badillo y Ana Lilia Pérez por la información falsa, ilícita y dolosa que manejaron sobre nuestro grupo. Bajo el principio fundamental del respeto a la libertad de expresión, Grupo Zeta puso en conocimiento de un Juez el contenido y consecuencias de las notas publicadas por los señores Miguel Badillo y Ana Lilia Pérez en las revistas Contralinea y Fortuna para probar en forma contundente el manejo doloso de información falsa que hicieron sobre nuestro grupo. Durante un año Miguel Badillo y Ana Lilia Pérez fueron incapaces de presentar ante la autoridad las pruebas en las que sustentaron sus ataques en contra de la reputación de nuestro consorcio empresarial.

Como era de esperarse por la documentación falsa que manejaron, el juez condenó a Miguel Badillo y a Ana Lilia Pérez a publicar en las revistas Contralínea y Fortuna la sentencia íntegra que declara que la información no cumple en modo alguno con el principio de la libertad de expresión de informar con la verdad y de respetar el honor y la reputación de personas e instituciones.

Esta sentencia es definitiva y su cumplimiento es ineludible, ya que fue revisada por las diferentes instancias hasta llegar a los tribunales de más alta jerarquía en el país. Es decir, es cosa juzgada y es obligatoria.

La sentencia que mantiene y reconoce el buen nombre de nuestro grupo es definitiva desde principios de este año. Los periodistas señalados han sido informados y requeridos para su cumplimiento por parte de las autoridades responsables.

Desafortunadamente, estos periodistas sin escrúpulos pretenden mantenerse en la impunidad y se rehúsan a cumplir con lo sentenciado, por lo que el proceso continua de oficio hasta que cumplan con la ley en un país en donde prevalece el Estado de Derecho.

Para Grupo Zeta es importante que todas las personas interesadas en nuestra operación conozcan con objetividad todos los puntos que se tuvieron en consideración para cuidar nuestra buena fama, que es una de las columnas del desarrollo de nuestras empresas. Por este motivo los invitamos a conocer en su integridad la sentencia definitiva en donde se explica con claridad y contundencia que las publicaciones que nos difamaron no tienen el mínimo sustento.

Este proceso que vivimos a lo largo de los últimos tres años y que ganamos con la ley en la mano nos fortalece y nos obliga a redoblar nuestros esfuerzos para continuar en el desarrollo de nuestro grupo en beneficio de sus trabajadores, proveedores, clientes, accionistas y de la sociedad mexicana
Les agradecemos de antemano su interés en conocer la verdad sobre este tema.


Atentamente:


Grupo Zeta

No hay comentarios:

Publicar un comentario